A lo largo de estos años, trabajando en el sector de CATV veo que siempre hemos buscado problemas en el lado equivocado. Es decir, siempre hemos proporcionado a la industria equipos de medición más capaces, cables o medios físicos de mayor calidad, y mejoramos cada vez más la posibilidad de transmitir datos (Docsis 3.1, FTTx, VDSL2, etc…) en la red de acceso sin pensar en que el mayor problema que tienen los usuarios de Triple Play hoy en día es el mismo, el WiFi.

 

Somos ambiciosos por naturaleza. Y entre más ancho de banda hay disponible, más ancho de banda queremos. Más aplicaciones nos inventamos y ocupamos cada vez más ancho de banda. Pero, la forma de acceder a este ancho de banda es el mismo. El mismo “cuello de botella”:  WiFi.

La pregunta inicial fue… cuando un técnico va a mi casa, prueba el WiFi? Sí, pero solo chequea el canal en el que está conectado, y procede a cambiar el canal del punto de acceso. Si el problema persiste, insisten en que hay muchos dispositivos conectados (congestión) o que necesita más ancho de banda (al fin y al cabo es su negocio). Fin. Y si el problema es de cobertura? Y si hay problemas de interferencia? Como comprueba realmente si el cliente tiene el ancho de banda suficiente? Es posible que en muchos casos, el ancho de banda sea suficiente pero la configuración del WiFi sea deficiente. Esto acarrea que el cliente perciba mala calidad en el servicio y se vaya.
CHURN 1 OPERADOR 0.

Repita este paso por la cantidad de clientes que puede que tenga reclamos por internet. Critico.
Ahora, que puede hacer el operador para probar el WiFi? Tres cosas:

  1. Buena Preventa. Dejar de vender servicios en papel. Hacer pruebas y site surveys de la parte de WiFi antes de instalar. Esto aporta valor y proporciona al cliente pruebas visibles del valor del servicio.
  2. Buenas instalaciones. Localizar correctamente el punto de acceso. Detectar problemas de cobertura, detectar problemas de interferencia, y validar si el ancho de banda es suficiente para poder que el cliente reciba lo que espera. En este punto, el operador podría vender más cosas al cliente en aras de garantizar mejor calidad en el servicio (PoE, Extensores, servicios más grandes – más MBps)
  3. Rapidez en la solución de problemas. Solucionar rápidamente el problema de raíz a un cliente molesto. Lo que más agradece un cliente es que le solucionen rápido, y de una vez por todas. Ahí creo yo, que el cliente desarrollaría una relación de fidelidad con el operador. Un gol para el Operador.
    OPERADOR 1 CHURN 0.

Hay productos de Survey y prueba tan potentes como para alcanzar un equilibrio y potenciar su equipo técnico, de manera que el WiFi no le siga metiendo goles.
Pruebas físicas, pruebas de rendimiento sobre el WiFi del punto de acceso es la única forma de demostrar al cliente y de entender por sus técnicos cual es la solución a las necesidades de ese cuello de botella que forma en el acceso del cliente: el WiFi.

Déjese asesorar, nosotros le contamos que solución tenemos.

Camilo Restrepo
Technical Sales Consultant